Los Cedros

Arboles grandes y fuertes de madera preciosa. Apreciados por sus multiples bondades, nos dan sombra, oxigeno y con su mandera pueden construirse obras de gran valor. Nuestros niños son como esos arboles recien plantados, necesitan mucho cuidado y carino para que crezcan fuertes y nos llenen con sus bondades.

En el 2007 empieza a funcionar el Centro de Atención de Niños “Los Cedros”, ubicado en la 11 calle 11-28, zona 1. Actualmente se atienden 110 niños en edades de 7 a 15 años.

En este establecimiento municipal, los niños reciben educación primaria, por su parte los adolescentes están becados en un colegio particular y por la tarde permanecen en el Centro y participan en las actividades extracurriculares del Centro Cultural Metropolitano, conjuntamente con el resto de población.

El establecimiento posee la capacidad física, técnica y administrativa básica para brindar atención integral a los niños, el personal, está integrado por: directora, maestras, personal de limpieza y seguridad, además se cuenta con el equipo técnico multidisciplinario.

A partir del año 2009, el Centro posee cobertura técnica del Ministerio de Educación –MINIEDUC-, por medio de la Escuela Municipal para Niños Los Cedros con las modalidades educativas de primaria acelerada para los niños con sobre-edad, multigrado y primaria gradada. Como valor agregado se imparten clases de computación, etiqueta y se cuenta con un aula psicopedagógica; asimismo se utiliza la metodología activa acorde a los nuevos parámetros indicados por el MINEDUC.

El Centro se llama “Los Cedros” porque simbolizan la robustez que alcanzan los niños al participar en los programas del Centro, así como la fuerza y vigor en los aspectos educativos y espirituales por medio de la educación por principios. Los niños y adolescentes aprenden valores, hábitos familiares y prácticas de convivencia diaria familiar y social. Los valores que fomenta el centro son Limpieza, Orden, Servicio, Compromiso, Excelencia, Disciplina, Responsabilidad, Obediencia y Sabiduría.

Testimonios

Juan Carlos L., un niño de 9 años de edad que perdio a su madre cuando apenas tenia 7 años, para ayudar a la economia de su hogar este pequeno trabajaba una dura jornada, aguantando frio, calor, lluvia y hambre; limpiando vidrios de automoviles durante la luz roja en uno de los semaforos instalados en la capital. La vida de Juan Carlos dio un giro positivo cuando una trabajadora social de la comuna capitalina ofrecio, a el y a su familia, brindarle atencion en uno de los centros para niños en riesgo de calle.

Dos años han transcurrido ya, desde que Juan Carlos ingreso en este centro, en donde ademas de aprender a leer, este pequeño ha descubierto su pasion por la pintura.

Cuando sea grande quiero seguir pintando y quiero que la gente de todo el mundo pueda ver mis cuadros, comenta Juan Carlos, quien a traves del programa edil que le brindo atencion, descubrio un mundo difeente y lleno de oportunidades que le ayudaran a disfrutar de una mejor calidad de vida.

Jesus Alberto H. es uno de los niños con los que inicio el programa de Centros de Atencion para niños en Riesgo de Calle, su caso es en particular gratificante para este programa pues el pedia dinero a los transeuntes, este jovencito ahora rehabilitado, a veces robaba e incluso usaba drogas.

Jesus ahora es un adolescente con una vida muy normal, llena de suenos y deseos de superacion. Es un jovencito trabajador y estudioso, ademas de gozar de oportunidades diferentes en la actualidad, es colaborador con sus maestros y ayuda cuidando a los mas pequenos del centro, siempre protegiendolos carinosamente como si fuera su hermano mayor.

Bryan 12 años Llevo ya tres años asistiendo aqui, he aprendido a leer a escribir, tengo muchos amigos, que al igual que yo trabajabamos en la calle, pero lo mas importante es que he aprendido que valgo mucho, soy precioso y Dios me ama. Ahora estudio y lo bueno es que ya no me expongo a peligros que antes sufria en la calle. Muchas gracias por quererme tanto.